Turismo sostenible y justo: Lecciones desde la Chakra Kichwa

Presentación

Mi más reciente publicación propone una visión alternativa para analizar el impacto del turismo en el bienestar de las comunidades indígenas y campesinas, especialmente en el Sur Global. Para argumentar mi propuesta, investigué el caso de la Ruta Chakra: Chocolate y Turismo, localizada en la región amazónica del Ecuador. Esta ruta esta manejada bajo un sistema participativo, donde las comunidades Kichwas del Napo y sus conocimientos tradicionales desempeñan un papel protagónico.  Para evaluar el impacto del turismo en el bienestar de las comunidades anfitrionas propongo el concepto de soberanía alimentaria, el cual nos permite tener una visión más integral de los impactos. La idea es que cuando investiguemos qué tan exitoso es un proyecto de turismo en contextos indígenas y campesinos, no solo nos preguntemos ¿Cuántos turistas nos visitan y cuánto gastan en el destino?, sino que complementemos este análisis con la pregunta ¿Cómo influye el turismo en la soberanía alimentaria de las comunidades anfitrionas?  Ustedes se preguntarán ¿Qué es la soberanía alimentaria? y ¿Cómo ‘medir’ el impacto del turismo en ella? Aunque existen principios y definiciones populares de soberanía alimentaria, en la raíz de este concepto está el derecho que cada sociedad tiene para definir que les significa soberanía alimentaria. El primer paso de mi investigación fue entender de los actores que hacen la Ruta Chakra el significado que tiene la soberanía alimentaria en su vida diaria. Luego, de una manera colaborativa, identificamos las prácticas del turismo en la ruta que están influyendo la soberanía alimentaria de las comunidades de la ruta.

Este artículo es resultado de mi investigación doctoral que realizo en la Universidad de Saskatchewan en Canadá, la cual es supervisada por el Dr. Philip Loring de la Universidad de Guelph. Este artículo fue publicado en la revista científica, Journal of Sustainable Tourism, que es una de las revistas de mayor alto impacto en turismo a nivel mundial. Este artículo es una oportunidad para mostrar el carácter emprendedor e innovador de la gente indígena y campesina del Ecuador. En los últimos días he recibido correos de varios investigadores a nivel mundial que felicitan esta investigación y el trabajo que vienen realizando las organizaciones Kichwas y los demás actores de la Ruta Chakra.

Hay que destacar la importancia de este artículo en el contexto de la crisis alimentaria generada por el COVID-19. En momentos de crisis, cuando el turismo deja de generar ingresos económicos para las comunidades, es cuando realmente se ve la contribución del turismo a las comunidades anfitrionas. Varios estudios consideran que una comunidad es resiliente a crisis cuando es capaz de producir y consumir sus propios alimentos. En el caso de las comunidades de la Ruta Chakra, aunque no tienen ningún ingreso económico por visitas de turistas, tienen una fuente de alimentos básicos que son sus chakras. La tradición de la chakra se mantiene, en parte, gracias a la revalorización del patrimonio alimentario Kichwa que el proyecto Ruta Chakra ha impulsado en los últimos años.

A continuación, procedo a describir brevemente el artículo.  El articulo esta publicado en este enlace https://doi.org/10.1080/09669582.2020.1770769

Para citar el contenido de este articulo utilizar esta cita:

Verónica Santafe-Troncoso & Philip A. Loring (2020) Indigenous food sovereignty and tourism: the Chakra Route in the Amazon region of Ecuador, Journal of Sustainable Tourism, DOI: 10.1080/09669582.2020.1770769

Puedes descargar la versión AM (previo a la publicación en el Journal of Sustainable Tourism) aquí.


Veronica Santafe-Troncoso es candidata a Doctora para la Escuela de Ambiente y Sustentabilidad de la Universidad de Saskatchewan, Canadá. Sus investigaciones abordan temas de soberanía alimentaria, turismo sostenible, y decolonización en el turismo indígena y turismo comunitario. Ella ha trabajado en estos temas en Ecuador y Canadá por mas de diez años.


Dr. Philip A. Loring es miembro del Instituto Arrell de la Universidad de Guelph en Canadá. Como antropólogo, sus estudios se enfocan en la intersección entre ecología humana y sistemas alimentarios sostenibles, principalmente en temas lo referente a los conflictos, derechos humanos, y cambio climático. Actualmente, sus estudios abordan casos en el Ártico, las praderas canadienses e Irlanda. Él es también el autor del libro Buscando Nuestro Nicho: Hacia una Ecología Humana Restauradora, disponible en el otoño del 2020.

Reconocimientos

Los autores agradecen el apoyo de la Master Ayme Tanguila y su familia durante el trabajo de campo desarrollado por la autora principal de este proyecto. también reconocemos el apoyo, tiempo, y confianza entregada por todas las organizaciones y comunidades miembros de la Ruta Chakra: Chocolate y Turismo, así como a las organizaciones de RICANCIE y FEPTCE. Gracias también a la Dra. Tazim Jamal y los lectores anónimos de este documento.

Durante el verano del 2019 junto a miembros de RINCANCIE realizamos un taller sobre innovación en turismo y patrimonio alimentario

Financiamiento
Esta investigación se pudo realizar gracias a la beca de investigación doctoral entregada por la Escuela de Ambiente y Sustentabilidad de la Universidad de Saskatchewan.


Resumen

Esta investigación utiliza el concepto de soberanía alimentaria como un marco conceptual para explorar los impactos del turismo en el sistema alimentario tradicional de las comunidades en la Ruta Chakra: Chocolate y Turismo, un destino turístico en la región amazónica de Ecuador que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de las comunidades de la zona. Utilizando una metodología de investigación cualitativa y colaborativa, examinamos como las personas Kichwa y no Kichwa de la zona definen y viven la soberanía alimentaria, particularmente en relación con el desarrollo turístico. Los resultados muestran que la chakra, un método agroforestral conservado ancestralmente por la gente Kichwa, ofrecen una materialización simbólica y práctica de la soberanía alimentaria para la población local. Los participantes expresaron una variedad de temas que les son relevantes cuando hablan de la relación entre la chakra y el turismo en su territorio. Estos temas son: la marca del destino; el rol que juegan las mujeres Kichwas y sus conocimientos tradicionales en el desarrollo turístico de la zona; la promoción del patrimonio alimentario Kichwa en el turismo; la autodeterminación y el nivel de participación de la gente Kichwa en la gobernanza de la ruta. En general, nuestra investigación contribuye a una noción pluralista de justicia en el turismo e ilustra como el estudio de la soberanía alimentaria en este destino de la Amazonía puede servir como un marco holístico y colaborativo para explorar los impactos multidimensionales del turismo en el bienestar comunitario, la seguridad alimentaria, y la conservación biocultural.

Argumentos conceptuales

El turismo a menudo se propone como una estrategia de desarrollo deseable para las comunidades indígenas y campesinas, pero también se considera que tiene un historial generalmente no tan positivo en lo que respecta a sus impactos en las comunidades y ecosistemas locales (por ejemplo, Devine, 2017; Gascón, 2015; Johnston, 2006). Este estudio ofrece una visión alternativa del desarrollo del turismo en contextos indígenas, específicamente a través de un enfoque de soberanía alimentaria. Nuestro estudio rechaza la visión de que el incremento de ingresos económicos es suficiente para mejorar la seguridad alimentaria de los pueblos indígenas y campesinos (Ambelu et al., 2018; Ashley et al., 2001; Richardson, 2010). Utilizamos el concepto de soberanía alimentaria para enfatizar las complejidades del desarrollo turístico y las formas en que el turismo puede influenciar los medios de vida y los ecosistemas locales. Nuestro estudio se enfoca en una ruta turística en la región amazónica de Ecuador llamada la Ruta Chakra: Chocolate y Turismo, donde realizamos una extensa investigación cualitativa en estrecha colaboración con las personas Kichwas que tienen una relación ancestral con este territorio en la Amazonia.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar el concepto de soberanía alimentaria en el desarrollo del turismo en contextos indígenas y campesinos?

Esta idea de integrar la soberanía alimentaria en el estudio del turismo nació desde hace más de diez años, mientras desarrollaba proyectos de agroturismo con varias comunidades de la Costa y la Amazonía en Ecuador. Me preguntaba qué puede beneficiar al mismo tiempo el turismo, el bienestar de las comunidades campesinas, y la biodiversidad. Aunque para entonces existían varios conceptos, -turismo sostenible, turismo rural, agroturismo-, estos conceptos se volvían complejos cuando las comunidades querían aplicarlo en la realidad. Al iniciar mi doctorado, debí leer cientos de libros y artículos sobre soberanía alimentaria y sistemas alimenticios para lograr argumentar teóricamente mi propuesta. Fue fascinante descubrir todo el potencial que el concepto de soberanía alimentaria tiene para la sustentabilidad y resiliencia de una sociedad, y cómo este concepto estaba siendo utilizado en varias disciplinas. Sin embargo, en el turismo, la soberanía alimentaria era casi invisible.

¿Qué es soberanía alimentaria?

La definición mas popular de soberanía alimentaria es la propuesta por la Vía Campesina. Es definida como: “el derecho de los pueblos a alimentos nutritivos y culturalmente adecuados, accesibles, producidos de forma sostenible y ecológica. Esto pone a aquellos que producen, distribuyen y consumen alimentos en el corazón de los sistemas y políticas alimentarias, por encima de las exigencias de intereses privados y corporativos”. La Vía Campesina también promueve seis principios claves en la soberanía alimentaria.

Metodología

Este estudio utilizó un enfoque cualitativo y participativo con los diferentes actores que hacen la ruta. Se realizaron entrevistas, talleres creativos donde el arte y la comida tradicional Kichwa fueron los protagonistas, observaciones, análisis de los menús ofrecidos en los restaurantes participantes y de los servicios turísticos ofrecidos en la ruta. Toda la información recolectada se analizó utilizando análisis temático y las herramientas de NVIVO versión 12. Los temas identificados fueron socializados con actores claves y otros académicos para luego pasar a su redacción en la versión de artículos académicos.

Resultados

¿Cómo se define y se vive la soberanía alimentaria entre las comunidades y organizaciones que hacen la Ruta Chacra?

Desde la primera etapa de la investigación los líderes Kichwas participantes manifestaron que aunque el concepto de soberanía alimentaria es promovido en la política pública nacional, el concepto puede sonar nuevo para la comunidad en general. En su lugar, ellos recomendaron utilizar el concepto de chakra Kichwa. Entonces, el objetivo inicial de la investigación cambio hacia identificar los elementos comunes entre el significado que tiene la chakra kichwa y los principios de soberanía alimentaria de Nyéléni (2007). En general la chakra kichwa es definida como un sistema tradicional de agricultura que integra principios de agroecología y está fuertemente basada en los valores tradicionales de la gente Kichwa. En la imagen se observa como un grupo de mujeres asociadas a la Asociación de Chocolateros Tsatsayaku definen a la chakra. Para ellas la chakra KIchwa significa: identidad de la mujer Kichwa, variedad de productos, crecimiento cultural, unidad y fortalecimiento, intercambio, desarrollo comunitario y conservación de la biodiversidad.

Ideograma de la chakra elaborado por las mujeres de Tzawata (Aso. Tsatsayaku) en Arosemena Tola

Las comunidades definen la chakra no solo como un espacio de producción de alimentación, sino también como un espacio donde se construye comunidad, y se transmiten los conocimientos tradicionales, especialmente de madres a hijas. Contrario a la perspectiva occidental que puede ver la labor de la mujer en la chakra como una tarea agrícola y reproductiva, varias mujeres compartieron su sentimiento de como la chakra es ‘su’ espacio de empoderamiento, porque es un lugar donde ellas pueden sembrar alimentos y medicina natural para ellas y sus familias, así como generar un ingreso económico al comercializar sus productos. Ciertamente, varios participantes mencionaron que la mujer que conserva la chakra es considerada una Chakra Mama, un rol de gran significado y respecto entre la gente Kichwa.

Betty es una de las líderes del Centro de Turismo Comunitario Sinchi Warmi. En el 2018, ella nos recibio en su chakra para contarnos el significado que la chakra tiene para su bienestar y el de su familia.

A pesar del valor que la chakra tiene para el bienestar de la gente Kichwa, varios de los participantes identificaron una serie de factores que afectan negativamente este patrimonio de la gente Kichwa.

Principios de la soberanía alimentariaFactores que afectan negativamente la chakra kichwa
Se centra en alimentos para los pueblos (la comida es algo más que una mercancía)Existe una tensión entre la producción de alimentos en la chakra para el consumo familiar y productos para la venta (ej. Cacao, guayusa). Las nuevas generaciones han reducido el consumo de alimentos tradicionales Kichwas y prefieren alimentos procesados o importados en la región. 
Pone en valor a los proveedores de alimentosLas mujeres Kichwas productoras, también llamadas Chakra Mamas, sufren discriminación y falta de apoyo en la comercialización de sus productos, especialmente, cuando llevan sus productos a las ciudades.
Localiza los sistemas alimentariosLos productos de la chakra y la gastronomía Kichwa no tienen apoyo suficiente en los mercados locales. Varios restaurantes en las zonas turísticas de la ruta prefieren comprar carnes y productos vegetales importados en la zona.
Sitúa el control a nivel localLa producción, distribución, y consumo de los alimentos de la chakra son afectados por políticas publicas que promueven la agroindustria y el ingreso de productos importados en la zona.
Promueve el conocimiento y las habilidadesLas nuevas generaciones han perdido el interés de ir a la chakras y aprender de los conocimientos relacionados al patrimonio alimentario Kichwa. La gente Kichwa percibe como débil la legislación que protege sus conocimientos tradicionales.
Es compatible con la naturalezaLa destrucción del territorio Kichwa por parte de empresas mineras, residuos y basura de las poblaciones, la deforetracion, la introducción de especies invasivas pone en riesgo la agrobiodiversidad de la zona. El consumo de tilapia, que es una especie invasiva en la Amazonia, fue mencionado como un ejemplo de alimentos que atentan contra el medio ambiente y la salud de los pobladores locales.

Factores del turismo que influyen en la soberanía alimentaria de las comunidades en la ruta

El primer elemento fue el branding o marca de la ruta. El nombre inicial de la ruta fue “Ruta Ancestral del Cacao”, el cual ponía en el centro del desarrollo turistico la producción del cacao (Theobroma cacao) y los valores culturales asociados a este producto. En el 2018, este nombre cambió a “Ruta Chakra: Chocolate y Turismo” que pone a la chakra y todo el patrimonio alimentario Kichwa en el centro del desarrollo turístico. Aunque para varias participantes, este cambio podría disminuir el atractivo turístico de la zona, otros participantes creen que el nuevo nombre representa un ejercicio de soberanía alimentaria de las comunidades Kichwas.

La Ruta Chakra: Chocolate y Turismo integra el turismo y la agricultura tradicional de una manera innovadora, sostenible, y justa con las comunidades de la zona. (Fotografías 2 y 3 tomadas del sitio Facebook de la Ruta, Fotografías 1 y 4 tomadas por la autora).

La marca “Ruta Chakra: Chocolate y Turismo” se ha convertido en una oportunidad para innovar y diferenciar la oferta turística de la provincia del Napo. En Ecuador y en otros países productores del cacao existen varias rutas que hacen referencia al chocolate. Los actores de la Ruta Chakra lograron identificar una marca que les permite conectar el cacao con la chakra, que es un símbolo que les hace diferentes de las otras rutas. En la actualidad hay una creciente demanda por experiencias turísticas que resaltan el patrimonio alimentario de cada destino. Los turistas cada vez buscan conocer de dónde vienen los alimentos que les ofrecen. Varios emprendimientos de la ruta incluyen una variedad productos de la chakra en sus menús de una manera innovadora y creativa. De acuerdo con varios entrevistados, esta innovación se da gracias al apoyo de varias instituciones (e.j. Escuela de Gastronomía Magnifique, Maquita Turismo, ENGIM Ecuador, FECD) que han capacitado a los centros de turismo comunitario de la zona. Varios emprendimientos también han explorado maneras alternativas de promocionar el patrimonio alimentario de la zona en el turismo. Por ejemplo, Sinchi Warmi ofrece la posibilidad de actividades de pintura utilizando semillas de las chakras; Tamia Yura deleita el paladar con postres preparados con chocolate amazónico; Amupakin promociona juegos tradicionales y la recreación teatral de los cuentos y tradiciones.

Arte y pintura en Sinchi Wami.

En la entrevista con varias mujeres Kichwas, ella mostraron su apoyo a la marca de la Ruta Chakra porque piensan que esta es una oportunidad para que los productos de sus chakras, que son producidos de manera orgánica y a precios accesibles al consumidor, sean apreciados tanto por consumidores Kichwas como por los consumidores no Kichwas.

La Chakra Kichwa y su gente en Archidona: Mujeres de Cotundo, Chakra Mama vendiendo sus productos en los restaurantes en el Malecon del Tena, emprendora Kichwa en el patio de comidas de Archidona, y miembros de la Aso. Tarpuk Yuyai del Pueblo Kichwa de Rukullacta.

El nuevo nombre resalta no solo la chakra sino también al rol de la mujer Kichwa en la seguridad y soberanía alimentaria de la región. Desarrollar un turismo basado en la chakra ha significado abrir las oportunidades para que las mujeres Kichwas participen de una manera más protagónica en la ruta. Ellas son quienes diseñan los productos y servicios turísticos de una manera que es respetuosa con las chakras y el patrimonio alimentario, así como de una manera que es innovadora. Existen varios casos de proyectos turísticos en la ruta que son manejados por las mujeres, uno de los proyectos más emblemáticos es el Centro de Turismo Comunitario Sinchi Warmi (traducido como Mujeres Fuertes). Al integrar la chakra en el turismo también contribuye para que las mujeres Kichwa reduzcan los riesgos de sufrir discriminación cuando salen a las ciudades. El incluir la visita a las chakras como un atractivo turístico les permite a las mujeres Kichwas compartir sus productos y conocimientos tradicionales de una manera más digna y segura, en sus propias comunidades.

Las mujeres de Sinchi Warmi (Mujeres fuertes) y su arduo trabajo para conservar su patrimonio alimentario (fotografías superiores cortesías de Wellington Alvarado).

La Ruta también se ha convertido en una oportunidad para que las nuevas generaciones de gente Kichwa se reconecten con su patrimonio alimentario y exploren oportunidades de emprendimientos. Por ejemplo, varios jóvenes Kichwas se han certificado como cocineros especializados en cocina típica y son los chefs de varios centros de turismo comunitario o lodge privados en la zona. Otros se han convertido en chocolateros y/o expertos en la comercialización y promoción de su patrimonio alimentario. Las asociaciones cacaoteras Wiñak, Tsatsayaku y Kallari, quienes se distinguen por la alta participación de jóvenes y mujeres Kichwas, han logrado posicionarse en el mercado internacional por la gran calidad de su cacao y chocolate, lo que motiva a sus miembros a quedarse en sus comunidades y apoyar el desarrollo de toda la comunidad.  

Jóvenes emprendedores en Sinchi Warmi, Tsatsayaku, y Amupakin

La gobernanza de la ruta no solo muestra un alto nivel de participación de las comunidades Kichwas sino que tienen un enfoque de inclusión intercultural, ya que promueve la inclusión de los emprendedores no -Kichwas (ej. mestizos). De este modo, la ruta se ha transformado en una oportunidad para que la gente Kichwa y no-Kichwa que viven en el Napo supere conflictos culturales, que afectan principalmente a la gente Kichwa, y que exploren estrategias colaborativas para mejorar la calidad de vida de todos (Kichwas y no Kichwas) en la ruta. Entonces la ruta se ha convertido en una oportunidad de reconciliación y solidaridad entre el campo y la ciudad, y grupos culturales diferentes. Varias organizaciones indígenas a nivel mundial consideran que la soberanía alimentaria debería ser una oportunidad para sanar tanto las relaciones entre el ser humano y su alimento, como las relaciones entre seres humanos. Varias de las personas no-Kichwas entrevistadas mencionaron que la Ruta Chakra ha servido para que la gente mestiza de la zona reconozca el aporte que la gente Kichwa y sus chakras hacen para la seguridad alimentaria y la economía local de todos los habitantes de la provincia del Napo.

La Casa Abierta de Amupakin en el 2018.

Discusión y conclusiones

La soberanía alimentaria como un enfoque de análisis de los impactos del turismo en el bienestar de comunidades indígenas y campesinas es una oportunidad para llevar a cabo este análisis de una manera contextual, colaborativa, y con base en los temas que realmente importan a las comunidades anfitrionas. Actualmente, integrar el turismo con los sistemas alimenticios tradicionales es considerado una estrategia necesaria para hacer el turismo más sostenible y justo.

Esta integración no puede quedarse en el simple ‘rescate’ o ‘revalorización’ del patrimonio alimentario para ser ofrecido en productos turísticos (agroturismo, turismo gastronómico), con el objetivo de generar ingresos económicos a las familias productoras.  Al contrario, es importante preguntarse si las comunidades anfitrionas están consumiendo también estos alimentos tradicionales.  Siguiendo el fenómeno de la coca-colanizacion que Leatherman y Goodman (2005) observaron en el desarrollo turístico en Cancún, México, es necesario explorar si el dinero que ingresa por concepto de visitas turísticas está contribuyendo a una nutrición adecuada de las comunidades anfitrionas, o si por el contrario, este dinero se utiliza para comprar alimentos importados y procesados que afectan la salud de estas comunidades.

Esta investigación comenzó con la observación frecuente de que el turismo, en general, no ha sido una forma efectiva de desarrollo para las comunidades indígenas y campesinas. Sin embargo, en la región de Napo en Ecuador, la innovación en el turismo liderado por organizaciones Kichwas parece estar contrarrestando esta tendencia. La investigación muestra ejemplos concretos de los impactos positivos y negativos del turismo en las dimensiones sociales, culturales y psicológicas de los sistemas alimentarios tradicionales. Se evidencio en este estudio que un desarrollo turístico basado en los sistemas alimentarios tradicionales, guiados por los valores culturales de las comunidades anfitrionas, y manejado de una manera participativa, es el modo en que el turismo puede realmente aportar a la soberanía alimentaria del destino y contribuir al bienestar integral de las comunidades anfitrionas y su ambiente. Si bien debe pasar más tiempo antes de que se puedan evaluar los beneficios e impactos a largo plazo de la Ruta del Chakra, es evidente que el turismo y los valores indígenas pueden conciliarse al menos a nivel conceptual.

La principal limitación de la presente investigación es que se centra solo en las perspectivas de quienes hacen la oferta turística (actores del destino) y no explora las perspectivas y los valores de la demanda (turistas). Investigaciones futuras de la demanda proporcionará más información sobre cómo hacer que el turismo sea sostenible para todos los actores de la experiencia turística. Los autores alentamos la investigación futura para explorar la dinámica del turismo y los sistemas alimentarios tradicionales en otros países donde la soberanía alimentaria es reconocida como un elemento crítico de su legislación.


Gracias por leer, compartir, y citar.

Verónica Santafe-Troncoso & Philip A. Loring (2020) Indigenous food sovereignty and tourism: the Chakra Route in the Amazon region of Ecuador, Journal of Sustainable Tourism, DOI: 10.1080/09669582.2020.1770769